Receta de TARTA MARLENKA (Medovnik checa de miel y nueces)

¿Tú también te has quedado prendado de la tarta de miel checa en tu viaje a Praga? Estuve años recordando su sabor hasta que se volvió a cruzar en mi camino en una cafetería de Viena: Medovnik era su nombre, aunque quizá hayas oído referirse a ella como Marlenka, que es la marca que la comercializa.

Después de probar diferentes combinaciones y de que Sarka, mi compañera de trabajo checa, me haya dado su visto bueno, me animo a publicar mi propia receta de Medovnik.

AVISO: Es muy fácil de preparar, aunque algo laboriosa porque lleva diferentes capas y éstas se hornean por separado, pero el esfuerzo invertido merece la pena. Y si con este comentario ya te has desanimado, es porque no todo el mundo está preparado para probar una de las tartas más deliciosas del mundo…

Cómo hacer tarta checa medovnik marlenka

Medovnik, tarta checa de nueces y miel

Ingredientes de torta Marlenka:

– Para la masa:

450 g de harina de repostería
100 g mantequilla sin sal
150 g de azúcar blanca
4 cucharadas de miel
1 cucharilla de vinagre blanco
1 cucharilla de bicarbonato
2 huevos medianos

– Para el almíbar:

75 ml de agua
25 g de azúcar
25 ml de ron

– Para el primer relleno:

250 g de dulce de leche
190 g de mantequilla

– Para el segundo relleno y cobertura:

250 g de queso Philadelfia
250 g de mantequilla sin sal
150 g de miel de abeja

– Para decorar:

100 g de nueces

Utensilios: Rodillo, varilla batidora, horno y trituradora o mortero.

Tiempo de preparación: 90 min.
Tiempo de horneado: 30 min.
Tiempo de reposo: Mín. 4 horas
Número de comensales: 12-16

Receta de marlenka con miel

Pastel de miel checo Medovnik (Marlenka)

Cómo preparar pastel Medovnik:

1. Saca toda la mantequilla de la nevera para que coja temperatura ambiente y derrite solo la mantequilla de la masa (100 g) y añádela a una cazuela junto con el azúcar y la miel. Mezcla con la ayuda de una varilla.

2. En un recipiente aparte, combina el vinagre con bicarbonato y añádelo a la mezcla de miel y demás ingredientes mientras pones la cazuela a fuego lento.

3. Agrega los huevos y remueve sin parar con una varilla hasta que deje de salir espuma y la mezcla se vaya oscureciendo hasta obtener un tono caramelizado.

4. Quita la olla del fuego y añade la harina hasta conseguir una masa homogénea. Tapa y deja reposar aprox. una hora.

5. Aprovecha el tiempo de espera para preparar los rellenos del pastel. Por un lado, mezcla la mantequilla a temperatura ambiente con el dulce de leche con la ayuda de una espátula o una lengua; y por otro, la miel, el queso crema y el resto de la mantequilla. IMPORTATE: Cada relleno debe ir en un bol diferente.

6. Prepara también el almíbar mezclando agua, azúcar y ron en las cantidades indicadas arriba.

7. Cuando haya pasado el tiempo de reposo, precalienta el horno a 180 grados.

8. Divide la masa en 6 partes iguales y estira cada una de ellas sobre papel de horno con la ayuda de un rodillo hasta alcanzar el tamaño adecuado para cubrir la superficie de un plato o molde redondo estándar (18 cm), es decir, bastante fino: entre 2 y 3 milímetros.

9. Recorta la masa del tamaño que vayas a necesitar para las diferentes capas y hornéalas por separado a 180 grados durante 5 minutos o hasta que veas que se hayan dorado.

10. Después, estira también la masa sobrante y hornéala (no importa la forma que tenga, ya que luego la vas a triturar).

11. Cuando se hayan enfriado las capas, aplica un poco del almíbar a cada una de ella con la ayuda de un pinsel.

12. Ahora ya puedes empezar a armar la tarta aplicando un tercio de la crema de dulce de leche en la primera base. Coloca encima otro disco de masa horneada y aplica la misma cantidad del relleno de miel.

13. Sigue el mismo orden hasta terminar de montar la última capa que irá recubierta de la mezcla de miel. Aplica este relleno también por los lados de la tarta. No importa si no queda perfecto, ya que va a quedar cubierta por las migas de la masa sobrante y nueces.

14. Tritura las nueces y la masa sobrante después de hornear con la ayuda de un robot de cocina o procesador de alimentos, aunque también puedes hacerlo a la vieja usanza con un mortero.

15. Espolvorea la mezcla de galleta y nueces por encima lo golpea suavemente para que se quede adherida a la crema blanca (también por los lados). CONSEJO: Guarda la tarta en la nevera durante al menos 4 horas para que coja consistencia.

¿A qué no ha sido tan complicado? Es solo cuestión de paciencia (que no todo el mundo tiene)…

Más en http://www.gourmetlikeme.com
Únete a http://facebook.com/gourmetlikeme
Sígueme en http://twitter.com/gourmetlikeme
Mis fotos en http://instagram.com/gourmetlikeme
Mis videos en http://youtube.com/gourmetlikeme

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s