Receta de MERMELADA DE CEBOLLA CASERA

Normalmente compro mermelada de cebolla ya hecha. Pero, últimamente soy incapaz de encontrarla (solo encuentro cebolla caramelizada) y la uso con frecuencia para hacer salsa sweet chilli.

De todos modos, cuando ya tienes una buena receta de mermelada (mi receta de mermelada de pimientos rojos es infalible) y sabes lo fácil que es preparar mermeladas caseras solo tienes que adaptarla y ¡tachán! tienes una mermelada de cebolla casera mejor que la original de la marca. ¿El motivo? La mía tiene el toque justo de dulzor, está hecha sin gelatina ni espesantes y con un altísimo porcentaje de cebolla.

receta mermelada cebolla casera
Mermelada de cebolla casera

Ingredientes para mermelada de cebolla

  • 1 kg de cebollas
  • 500 g de azúcar blanca
  • 12 cucharadas de agua (aprox. 50 ml)
  • 12 cucharadas de vinagre (aprox. 50 ml)

Utensilios

Tabla para cortar, cuchillo de cocina, olla mediana, batidora de mano, cucharón sopero y tarros de cristal para conservas.

¿Quieres ahorrar en tus compras de ingredientes y utensilios? Echa un vistazo a la Página de OFERTAS Y CUPONES de este blog haciendo clic aquí.

Tiempos

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Cantidad resultante: 2 botes de 250 g

Cómo hacer mermelada de cebolla casera

El truco para mermelada de cebolla casera sin usar gelificantes y que no quede muy dulce está en separar los trozos de cebola cocidos y el almíbar en el momento de triturar y agregar solamente una parte del líquido resultante, tal y como te indico a continuación.

Paso a paso

  1. Pela la cebolla y córtala en trozos, desechando solo la primera capa. El tamaño de los trozos no es relevante, ya que los vamos a triturar más adelante.
  2. Pon la cebolla en una olla al fuego y llévala a ebullición junto al resto de los ingredientes con la tapa puesta.
  3. Quince minutos más tarde, baja el fuego a media temperatura y deja que hierva suavemente durante 45 minutos más.
  4. Mientras se cocina la jalea de cebolla, aprovecha para esterilizar los botes de cristal en los que vayas a guardar la mermelada, así como sus respectivas tapas. Para ello sólo tienes que poner a hervir los frascos durante 5 minutos y después dejarlos secar boca abajo sobre un trapo de cocina limpio.
  5. Cuando la cebolla se haya cocinado durante 60 minutos, retira la olla del fuego y tritura los trozos de cebolla con una batidora eléctrica. RECOMENDACIÓN: Yo suelo introducir primero los trozos de cebolla y batirlos. Después agrego un cucharón del almíbar sobrante (aprox. 100 ml) y vuelvo a batir. Según lo dulce y líquido que te guste puedes agregar más jugo hasta conseguir la textura deseada. Desecha el almíbar sobrante.
  6. Llena los tarros esterilizados hasta arriba y cúbrelos con trozos de film de plástico para evitar la entrada de bacterias. Déjalos enfriar un poco y finalmente pónles su correspondinete tapa. CONSEJO: Con estas cantidades normalmente te dará para 2 tarros de aprox. 250 g cada uno. Sin embargo, si reciclas botecitos de caviar la misma cantidad te servirá para llenar unos 10 tarros, perfectos para regalar a familiares y amigos.

Más en http://www.gourmetlikeme.com
Únete a http://facebook.com/gourmetlikeme
Sígueme en http://twitter.com/gourmetlikeme
Mis fotos en http://instagram.com/gourmetlikeme
Mis videos en http://youtube.com/gourmetlikeme

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.